Hoy no vamos a hablar de situaciones relacionadas con sexo, sino de momentos tragicómicos que viven todas las parejas estables.

Siempre que se habla de relaciones de pareja duraderas, se apela a las mismas razones para explicar por qué duran tanto, las más habituales suelen ser:

  • Confianza. Con el tiempo las parejas tienden a tener fe ciega en la otra parte, pero como vamos a ver no siempre es como te lo esperas
  • Complicidad. Terminan las frases del otro, parece que tienen su propio sentido del humor, es algo que viene cuando consigues conocer a fondo a las personas.
  • Atracción. Si bien el físico es una de las primeras cosas que nos llama la atención de una persona, la atracción no solo nace ahí, los pequeños detalles del día a día son mucho más importantes a la larga que un cuerpo de escándalo.

Pero en realidad se fundamentan en esas situaciones incómodas llenas de dudas y  vergüenza, que se convierten en ternura y risas si todo va bien y se está con la persona adecuada.

Quien tenga o haya tenido una relación larga se va a reconocer perfectamente en todas o alguna de estas situaciones, y quien no la haya tenido que sepa lo que le espera, y no te preocupes, nada de lo que leas te va arruinar la sorpresa de vivirlo en primera persona. A continuación os describimos las más comunes y divertidas:

  1. Dormir y nada más

Esta noche les llega a todas las parejas, puede que sea el cansancio, haberse pasado con las copas o con la cena, pero esta noche llega para todos, no os preocupéis, la pasión no se está acabando a pasos agigantados mientras no lo convirtáis en costumbre.

  1. Pasar una mañana difícil

La mayoría de la gente sale, bebe, y algunas veces se pasa, otras veces se pasa mucho y entonces llegan esas mañanas, en las que te despiertas, vas a vomitar, te duele la cabeza, y además has descubierto que tu plan de cocinar anoche y dejarlo todo limpito no acabó exactamente como tú querías. Por suerte estás con la persona que te lo perdona, te da agua y no hace mucho ruido, eso sí, le debes una cena o hacer la colada lo que queda de mes.

  1. Ropa interior que no debería verse

Esos calzoncillos dados de sí, el pijama remendado mil veces, o ese sujetador de color carne que llevarías todos los días, son el tipo de prendas que ocultas a tu pareja mientras puedes, pero un día te despistas y ¡tachán! Apareces en el comedor con esas pintas, tu pareja te mira, se ríe, se vuelve a reír y tú haces un pase de moda con la poca dignidad que te queda, es mejor salida que ir a cambiarse y el mal ya está hecho, así que disfruta de tu prenda favorita.

  1. Compartir baño

El coqueto apartamento con un baño pequeño que alquilasteis al principio de las vacaciones ha sido un auténtico palacio hasta el día en que antes de salir al trabajo uno se está duchando y el otro tiene que entrar, sin opción, tiene que entrar y hacer sus cosas, en ese momento se produce una comunión silenciosa entre los dos, la sensación de que estáis derribando barreras juntos os invade junto con una extraña incomodidad por la situación, pero al fin y al cabo hay que empezar a acostumbrarse, os queda mucho tiempo viviendo juntos.

  1. Pillada en un momento caliente

Las parejas que se quieren suelen expresar su amor en momentos inesperados, por ejemplo, cuando llegas a casa de tus padres de visita, no hay nadie, os sentáis en el sofá, os dáis unos besos, os quitáis algo de ropa para poneros cómodos y en ese momento alguien mete la llave en la cerradura. Un consejo, suele ser más fácil explicarlo con una sonrisa y algo de simpatía que intentar moverte con los pantalones bajados y caerse en el comedor. Si eso pasa, no solo resultará patético y potencialmente lesivo sino que tu suegro puede repetirlo durante muchos años en la cena de Navidad cuando se tome unas copas.

  1. Cruzarse con ex en la calle

No es que importe, pero es uno de los pasos que tenéis que pasar juntos para que la relación se asiente, hay que superar el recelo que puede producir en algunos casos y quitarse esas ganas que tienes de que un coche lo atropelle justo cuando os acabáis de despedir. No es sano y sobre todo puede provocar una discusión en la que no vas a tener razón, hay que confiar en la pareja. 

  1. Broma pesada

Desde la primera vez que viste a un payaso tirar una tarta  o alguna cosa parecida has querido hacérselo a alguien, ¿qué mejor manera de celebrar vuestros dos años de relación que pegarle un tartazo en la cara a tu novio? Ésta es solo una de las posibilidades, puedes tirarle una jarra de agua fría mientras se ducha o ponerle mucho picante en la comida, pero en cualquier caso si se lo haces una vez y solo se venga, felicidades, a partir de ahora tenéis una cosa más que compartís, haceros bromas  pesadas entre vosotros.

  1. ESA comida

La resaca, el periodo, tu cumpleaños o la pura y simple gula te empujan a comer cosas que nadie se atreve a imaginar; una combinación inverosímil de dulce y salado, del tipo chorizo con nocilla o el helado con patatas fritas, castigarte con comida rápida o cantidades insanas de algo, como media docena de huevos con bacon. En cualquier caso no es el tipo de actividades que sueles hacer en pareja y es una de las fronteras que tienes que atravesar para que vuestra relación sea sincera y sana, bueno, sana al menos en el terreno emocional.

  1. Oscuro secreto

Puede ser que te guste algún programa de televisión infame, de los que jamás confesarías ver, algún hobby que no le suele gustar a nadie, o una fantasía sexual que nunca has realizado porque no te atrevías a pedirlo a ninguna persona, pero en algún momento tendrás que hacerlo, supone un momento importante en la relación, y además puede que descubras que sí hay gente que comparta tu afición y precisamente por eso puede convertirse en tu media naranja.

  1. ¡Ups!

Hemos dejado lo mejor para el final, sí, ese momento en que se escapa un pedete delante de tu pareja, es gracioso y potencialmente apestoso, pero desde luego establece un antes y un después en la relación. Si tenías dudas acerca de si la cosa iba en serio cuando pasa este momento está claro, vais en serio, puede que mucho más en serio de lo que te imaginabas, pero por lo menos no tendrás que volver a pasar dolor de barriga durante las citas o cuando estéis en la cama.

Hay mucho más momentos divertidos como por ejemplo la primera vez que cuentas un chiste malo, o que tropiezas y te caes por la calle o cuando veis las fotos de pequeños del otro, para vivirlos solo necesitar empezar a buscar pareja gratis en Follamigos y crear tus propias historias.  

Rating: 4.7. From 12 votes.
Please wait...
6 Comments
  1. anita_ger

    el primer punto el mas importante, la confianza…. eso les hace falta a muchos tenerla

    Rating: 3.1. From 9 votes.
    Please wait...
  2. Miguelito

    os ha faltado insistir más en el momento de conocer a la familia y los amigos de la pareja, sobre todo si es de pueblo y te dejan solo ante el peligro, eso si que es jodido

    Rating: 2.3. From 3 votes.
    Please wait...
  3. Lo de las bromas pesadas lo tengo que poner en practica cuando tenga novia… jajajaj me iba a dejar a la primera!

    Rating: 2.8. From 4 votes.
    Please wait...
  4. linda

    mucha razón en lo que decis jejejej me siento identificada en algunos casos y me habeis hecho recordar buenos momentos!! jajjaj Gracias Follamigos!!! sois de lo mejor muaackssss

    Rating: 1.5. From 4 votes.
    Please wait...
  5. Anónimo

    UPS! 😉

    Rating: 3.3. From 6 votes.
    Please wait...
  6. Me encanta

    toda la razón del mundo la primera es la más importante.

    🙂

    Rating: 2.0. From 2 votes.
    Please wait...
Escribe aqui tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

borrar formularioEnviar