Conocer gente es una experiencia maravillosa, pero las personas vienen y se van. Por eso es bueno estar preparado y saber lo que has de hacer cuando alguien te deja. Cada uno  de nosotros aprende a superar el dolor de la pérdida del ser amado de diferente forma, pero Follamigos te da unos cuantos consejos que te pueden servir de ayuda en los momentos difíciles.

 

 

Las rupturas son procesos psicológicos similares a los duelos en algunos aspectos, de hecho se pasa por fases similares:

 

  • Negación. Intentamos negar la evidencia.
  • Enfado. Cuando tratamos de buscar culpables.
  • Negociación. Intento de buscar soluciones.
  • Tristeza y Dolor. Fase del lloro y de duelo.
  • Aceptación. Fase final y de superación del problema.

¿Cómo puedo superar una ruptura?

  1. No te aísles. Tienes que estar rodeado de amigos y familiares que te entiendan de verdad ,que sepan cómo eres y que no agobien con frases mágicas y recetas a lo Cohelo, tipo “el mar está lleno de peces”.
  2. No te cierres a conocer chicos o chicas nuevas, a hacer contactos. Al principio es complicado, pero poco a poco no te parecerá extraño. Considera la posibilidad de consultar a un psicólogo. Te proporcionará las herramientas necesarias para atajar el doloroso recorrido que tienes que andar.
  1. Aprende. Pues sí, duele, y mucho, pero precisamente por eso vas a ser un hombre o una mujer más sabia. Lo que no nos mata nos hace más fuertes.Por eso, entre otras cosas, hay que tener respeto a los ancianos. Además, todo el mundo siente dolor, el sufrimiento es opcional. No hay nada más atractivo que una mujer madura que no solo ha sobrevivido a una ruptura (todos lo hacemos al cabo del tiempo) sino que, además, ha aprendido de la experiencia.
follamigos.com blog superar una ruptura

3. Sé paciente. Estas cosas llevan tiempo. No te desesperes si no eres la alegría de la huerta a las dos semanas.      

No te pasa nada si no quieres ir a encontrar pareja a la discoteca de moda. No estás en brazos de la locura. Simplemente no te apetece. Lo contrario es autoexigencia artificial. Un mal síntoma.

Trucos blog follamigos para las relaciones
  1. No trates de entender nada. Si no lo tienes claro en cinco minutos, déjalo estar.  Es completamente normal darle vueltas a un “¿por qué?”, es humano. Comprender las cosas nos tranquiliza, pero es extremadamente fácil con un estado anímico negativo entrar en una espiral descendente de pensamientos tóxicos. Y seguirás sin entender nada, pero habiendo pasado horas y horas dándole vueltas a la oscuridad. Tienes que volver al mercado
  1. Suelta lastreBorra su número, no escuches su música preferida, no vayas a los restaurantes que más le gustaban y sobre todo no vuelvas a acostarte con esa persona si te sientes deprimida o deprimido.Tienes un síndrome de abstinencia emocional y si vuelves de vez en cuando a por tu dosis nunca te librarás de esa sensación. De nuevo, tú decides.

6. No sustituyas.

Si quieres volver a encontrar pareja, o conocer a personas liberales, o una noche de sexo esporádico que sea porque has superado la ruptura y tienes ganas de marcha.

Si todavía amas a la persona que te ha dejado y la estás sustituyendo vas a tener muchos problemas, en lugar de  soluciones.

  1. Cambia de hábitos. Haz un viaje. ¿No tienes dinero? De mochilero. Cambia de bares, explora nuevas aficiones. No serías la primera persona que desempolva su vieja guitarra después de una ruptura y que afirma, años después, que se alegra de que le rompieran el corazón. Eso es sacar un beneficio inmenso de algo que, en un principio, parecía malo.
  1. Activa tus centros motores.  Haz deporte, sal de casa, vete de viaje con amigos a ligar con chicas, conoce chicos y chicas en tu ciudad. Cuanto menos te apetezca más obligación tienes de hacerlo. Verás cómo, poco a poco, cada vez te parecerá menos una obligación y más una apetencia. Es algo científico. Hace ya muchos años que se ha demostrado que el movimiento corporal genera endorfinas y serotonina, la base química de la felicidad.
10 trucos para superar una ruptura
  1. LloraLlorar tras una ruptura, durante un tiempo variable que depende de las circunstancias y de cada persona, es primordial. Es el concepto válvula de escape lo que tienes que entender. Si puedes, llora, no te cortes. El cuerpo es sabio y sabe cuando parar. Después de un llanto copioso y liberador el dolor no desaparece pero se siente cierta paz catártica. Esto también tiene que ver con la química cerebral y las respuestas a ciertos estímulos. Lo contrario, guardarse las lágrimas, puede dar lugar a la aparición de síntomas psicosomáticos como el dolor de cabeza, el malestar o la falta de apetito. Insistimos: imagina la válvula de seguridad de una olla a presión. Pues eso es el llanto.
10 consejos para superar una relación
como superar una ruptura
  1. Regístrate en Follamigos.com  Hazlo si eres una persona liberal y disfruta de tu sexualidad para encontrar a la persona que te apetezca en cada momento de tu vida. Hazte un perfil original y divertido y empieza a conocer gente de todo tipo. Si has seguido todos nuestros consejos, disfrutarás de nuestra página de contactos reales como si tu ex no hubiera existido jamás.

 

Y recuerda, con más sabiduría guardada en la maravillosa mochila llena de equipaje que es tu vida.

¿Cómo sé si ha llegado el momento de cortar?

Otras veces, eres tú el que corta y también será una situación dura.

Lo que antes era maravilloso y único ahora ya no lo es tanto, y además, empiezas a descubrir cosas que no te gustan demasiado. En ese proceso de conocer a la otra persona pueden ocurrir dos cosas: bien que os aceptéis mutuamente, tal cual sois, y empezar a experimentar lo que es el verdadero amor por el otro, bien que comencéis un proceso de desilusión con respecto al otro, dándote cuenta quizá de que no es lo que esperabas y escribiendo por tanto lo que será el final del cuento.

 

No es fácil darse cuenta o aceptar que una relación no funciona. A pesar de que el otro tenga ciertas características que no nos gustan, el cariño sigue estando ahí y es muy complicado dejar a una persona a quien todavía quieres.

 

Otra de las dificultades que puedes encontrar a la hora de dejar una relación es el miedo. Muchas veces las personas nos resistimos a finalizar una relación porque tenemos miedo a estar solos. Otras veces tenemos miedo al qué dirá nuestro entorno. También podemos tener miedo a salir de nuestra zona de confort, es decir, a vernos en la situación de crear una nueva rutina totalmente diferente y fuera de los hábitos y costumbres ya establecidos en esa vida de pareja.

 

Ya sea por una cosa o por otra, aferrarse a una relación de pareja que ya no funciona solo puede traer consecuencias negativas, ya que en el intento de salvarla, muchas veces conseguimos el efecto contrario. El descontento con la pareja va aumentando de nivel, y lo que antes eran discusiones tontas ahora son un continuo goteo de reproches que hacen que nos adentremos en una relación tóxica, que elimina cualquier posibilidad, ya no solo de tener una relación de pareja con la persona en cuestión, sino incluso de poder guardar una amistad en el futuro.

 

Por todo lo dicho, te recomendamos que, si tienes dudas de seguir con una persona, seas sincero o sincera contigo mismo/a y evites llegar a estos límites, puesto que añadirás sufrimiento de manera innecesaria a un proceso que ya es doloroso de por sí.

 

Cuando hablamos de que se trata de un proceso doloroso, muchas personas automáticamente pensarán en el que ha sido dejado. No obstante, una ruptura no es fácil para ninguna de las dos partes, y ambos miembros sienten dolor, cada uno a su manera.

como romper con mi novia

Cosas que NO tienes que hacer cuando cortas con tu pareja

  • No rompas en público.  Debes dar a tu pareja la oportunidad de manifestar una reacción emocional libre cuando le comuniques tu decisión. La privacidad es indispensable para ello. Querrá hacer preguntas y necesitáis un sitio tranquilo e intimidad para afrontar las respuestas. 
  • Rompe en terreno neutral.  Si no vivís juntos es mejor quedar en un sitio que os proporcione privacidad pero que no pertenezca a ninguno de los dos. Si rompes en tu casa la cosa se puede complicar si le da por empezar a recoger sus cosas o quedarse más tiempo del necesario por el motivo que sea, y si rompes en la suya le dejarás un mal recuerdo en uno de los lugares donde más horas va a pasar próximamente. 
  • No le des falsas esperanzas.  Si tienes claro que necesitas romper es mejor no dejar la relación abierta o fórmulas parecidas.
  • No trates de pasar a una relación de amistad. Con el tiempo puede que sucedad de forma natural, pero tratar de amortiguar el golpe ofreciendo amistad nada más cortar puede dar lugar a malentendidos y confusiones variados. 
  • No menosprecies a la persona con la que estás cortando.  Si estabas con esa persona es que hasta hace poco las virtudes superaban a los defectos. Haz honor a las virtudes y no recalques los defectos. Ya le está doliendo bastante que cortes. 
  • No intentes que esa persona se sienta mejor en los siguientes días.  De ninguna manera puedes formar parte de la red de apoyo a tu ex para superar el duelo. Ni eres su amigo, ni su familia. Tu lo has decidido así. Al menos en el corto plazo. 
  • No tengas relaciones sexuales. Por muy buenas que fueran. El potencial del sexo para confundiros a ambos es infinito. 

Un clavo saca a otro clavo

Vale. Los tópicos dan asco en este tipo de situaciones, pero los tópicos llegan a serlo por un motivo: suelen ser ciertos. Así que si quieres olvidarte pronto de tu ex o de un mal trago cortando con tu ex, ya sabes.

 

Alguien te está buscando ahora en Follamigos.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Post comment